11 marzo 2011

MAESTRO SOTO ZEN DOKUSHÔ VILLALBA



Vive en mi memoria y en mi corazón el silencio 
de los atardeceres meditando en Luz Serena
_______________________________________________


Oidme, practicantes del Dharma
La vida y la muerte es el asunto esencial
El tiempo pasa rápido como una flecha
A vosotros que buscáis la Vía
Humildemente os pido
Tomad consciencia del instante presente.
Recitación Zen al atardecer, tras la meditación



1 comentario:

A veces Eau, a veces Euria, siempre Idoia dijo...

El presente no es lo único que existe, pero sí es lo único que cuenta. Este viaje de la vida es de ida y vueta. Y cuando vamos de viaje siempre pensamos en difrutar. Pues eso, muy sabio.

Besos