07 julio 2010

Madrecita Ayahuasquita capítulo III: doble o nada.




VIERNES, 25 DE JUNIO DE 2010

La sala es grande y sin muebles. Somos mas de 20 y cabemos todos con espacio. He tenido oportunidad de charlar con algunos de ellos, buscadores incansables. Están mucho más tranquilos quienes toman por primera vez. Los demás hablamos con cuidado, con respeto por el primer paso. Creemos saber donde vamos. Estoy  acojonado.
Hace ya 2 años de mi primera experiencia con la madrecita y no han sido demasiado tranquilos. Cambios personales y laborales, desplazamientos, nuevas expectativas, difíciles concesiones. Los efectos temporales o permanentes que sentí me traen de nuevo a limpiarme.
Diego habla del significado de la ceremonia, de la respiración y de la postura y nos hace las últimas recomendaciones.
Esta vez no hay tabaco. Sopla sus instrumentos, a la sala, a si mismo y a las botellas de ayahuasca. Empezamos a tomar desde el primero a su izquierda. Llega mi turno. ¡salud! ¡Que Dios te bendiga!
La consistencia es como de chocolate muy espeso, pero amargo y de sabor terroso. Bebo agua pero no desaparece del todo de mi garganta. Me siento con la espalda pegada a la pared y con los ojos cerrados, concentrado sólo en mi respiración. Comienza con un ligero mareo y el estómago removido y sube cada vez más rápido con mucho calor y energía. El mareo se convierte en intenso. Alguien cerca de mi vomita. Tal vez si yo lo hiciera me sentiría mejor.
A partir de ese momento la experiencia se convierte en una visita interminable a mis infiernos personales, con un calor sofocante que me hace sudar a mares. Me obsesiono por vomitar. Las arcadas no paran. En algún momento intento alejarme lo suficiente para poder dejarme llevar pero me resulta imposible. No dejo de arrepentirme de estar aquí, convencido del error de la segunda ceremonia.

Y en el tiempo que no transcurre, los relámpagos de una tormenta lejana iluminan mi oscuridad...y mi miedo... y mi rencor... y mi esclavitud.
Lloro y me siento sólo y desamparado. Aprieta de nuevo. Necesito que termine ya. Estoy agotado. Algunos  vómitos a mi alrededor parecen burlas crueles a mi situación. Sé que sólo yo tengo la culpa, sólo yo...
Diego da por finalizada la ceremonia. Han pasado 5 horas eternas. Me tumbo en el suelo. Aun estoy muy mareado pero ya disminuye. Me duele el estomago.
Lentamente aparece una conexión especial. Tengo el oido muy sensible y puedo centrarme en una  conversación u otra. La ceremonia ha sido potente, pero para casi todos regeneradora. Me siento aún más sólo. Diego habla de sus experiencias, de las plantas amazónicas, de las tribus y su modo de vida. Y de  Sachavacay.
Estoy más tranquilo. Hablo con Susanne en voz baja, y en algún momento se crea una intimidad especial.
Me voy a mi habitación a intentar descansar.


SABADO, 26 DE JUNIO DE 2010

He pasado un mal día. No he podido dormir. He comido un poco de pan y una infusión. Y sobre todo, la tensión interior: me quedo o me voy.  No hay alternativa. He venido a una ceremonia doble y media doble no es una completa. A medida que transcurre el tiempo y la decisión se afianza, retorna el valor como búsqueda, identificación y superación de mis temores personales. Finalmente hablo con Diego, que me tranquiliza aún más y me dice que estará más presente.
Otra vez en el mismo sitio. Aquí estás otra vez ¿eh miedo?. Otra vez me toca tomar. El sabor es diferente. Terrible pero no tanto. Un ratito de respiración y silencio. Empieza la mareación. Algunas ganas de vomitar: ni caso. Alguien hace ruido cerca y...
...me siento como una escultura en piedra de un Inca. En realidad soy la escultura en piedra de la caricatura de un Inca. Llevo un tocado con una serpiente emplumada. Estoy semisentado, con la cabeza y la espalda apoyados y los brazos sobre las rodillas flexionadas. Soy fuerte y viril. Estoy receptivo pero severo, estático pero...
...moviendome por la selva, llena de plantas que brillan diferente según su uso. Huele extraño, como antiguo. Entre la oscuridad aparece una cabaña desvencijada. Es un hogar familiar. Me quedo escuchando canciones que son...
...los icaros de Diego, sabios y profundos. Deliciosos instrumentos que dirigen el viaje, junto con el poder del curandero. Las letras llenas de amor y compasión. Gracias Padre, gracias Madre...
...los padres y los hijos...
...absolutamente todo mi amor es para ti...
...Respirar es comprender, como los largos dedos de mis manos que dibujan el contraluz o la efímera vida de una toallita de papel como mariposa...
...en la voz de Diego y en sus movimientos hay algo que no es de el, es algo de todos a lo que simplemente hay que tender hasta conectarse...
...y otra vez el amor que nunca se acaba.
Voy saliendo suavemente afianzando el hallazgo de mi fuente del valor y del amor, decidido a dejarme llevar sin dejar de ser yo.
Escucho a Diego que sigue cantando. Ha crecido espiritualmente en 2 años. Lo siento poderoso y generoso. En una nota prolongada de una especie de acordeón, siento la necesidad de entonar un OM y tiene eco en diferentes puntos de la sala. Hay una conexión especial.
Diego da por finalizada la ceremonia y todos aplaudimos. Nos sigue hablando de raices y plantas y del extraño universo amazónico. Nos felicita por nuestro valor y habla de la similitud entre la experiencia con ayahuasca y la del nacimiento o la muerte. 
Estoy en otro mundo, impactado por las enseñanzas de la madrecita. Un día abre la herida y al siguiente la cura. Es impresionante el poder sanador de este maravilloso brebaje, golpeándome para corregirme, metiendo el dedo en la llaga y hurgando para limpiar desde dentro. Aunque sé con certeza que esto es el epicentro y que las ondas sísmicas removerán mi vida hasta los cimientos, me siento firme y seguro. Soy un hombre amoroso y viril, delicado y fuerte, estable y valeroso. Necesito a quien  me necesita,  me entrego a quien se me entrega. Es la única opción y nunca habrá otra.
Hablo con otros hermanos de la intensidad del viaje. Sigo viendo luces que se mueven rápidamente en diferentes direcciones.
Me voy a dormir lleno de amor, agotado y feliz para siempre.


________________________________________

" No hay valor sin miedo"
Kikelin (y muchos antes que yo)


" En el fondo del mar hay riquezas incomparables; 
pero si buscas seguridad, está en la playa "
Saadi de Shiraz


4 comentarios:

Σ=o) Pau dijo...

Mi querido amigo, me encontrado con esta historia que quiero leer con calma para dejarte mis palabras, así que prometo volver :)
Solo he venido a dejarte mis abrazos y ronroneos de felicitaciones porque España ha salido campeón, me imagino que pronto tendremos al DT, Hiniesta o Casilas o hasta la mismísima copa!!!! entre tus personajes no? que la worldcup es suya y de cada español y con tus maravillosas manos se verá preciosa :D

Como lo dije prometo volver a comentar la historia y de paso responder tu correo!! que Oh my cat! lo daba por ya respondido y al parecer no :S es que el amor ha llegado a mi vida y he estado en la luna jejje (ya van 5 meses de novia ^_^ )

Un besote inmenso y un abrazo ronroneado de esta gata amiga que te quiere mucho y no te olvida por na del mundo! ^_^

pd: España campeón yuhuuuuuu!!! :D

cuentosbrujos dijo...

hacia añños que no me pasaba, disculpas. Tu trabajo se encamina a la perfección,
que trabajo¡¡¡¡
saludos

bog_art dijo...

Y ahora empezamos una nueva faceta de escritor? que buen relato amigo Kike!.. y felicitaciones a España por ser los merecidos campeones del mundo!.. cierto, tu "Luci Sepia" está de primerísimo nivel.. felicitaciones!..

vindurus dijo...

Hola,me llamo Manolo y soy aficionado a las caricaturas...Accidentalmente he encontrado tu blog y me parece de lo mejor que he vistoen mi vida.Eres muy bueno,increible.
Voy a poner tu blog en favoritos.


Un saludo.
Vindurus.